Suscríbete a mi boletín:

Consulta online

Opiniones

Akrit Jaswal: el niño cirujano

Categoría: Curiosidades

Escrito el día 20-septiembre-2013 por Juan Toral

Os presento la increible historia de Akrit Jawal, el niño cirujano, la persona más inteligente de la India, cuyo objetivo es claro: encontrar la cura del cáncer y del SIDA

La inteligencia es un don que florece, y como toda planta, hace falta cultivarla para que su crecimiento lo haga a buen ritmo. Se requiere una mente ordenada, una constancia en el día a día, voluntad para superar los desafíos del intelecto que van surgiendo a la par que vamos elaborando las preguntas y un poco de suerte vital para que las condiciones necesarias para llevar todo esto a cabo se alineen y se pongan de parte de la persona para poder desarrollar el brillante potencial que encierran ciertas mentes.

Pero hay personas que suponen un reto para la propia Ciencia debido a un coeficiente intelectual que desafía cualquier lógica establecida. Aktrit Jaswal es uno de estos genios hechos personas, de esos “esclavos” de un don divino que los hace únicos, diferentes, especiales. Una historia, una bibliografía de película real como la vida mismo, la del joven indio, el niño cirujano.

Akrit Pran Jaswal(nacido el 23 de abril de 1993 en Nupur)

La historia de Akrit saltó a la luz en el año 2000, cuando desde una remota y perdida aldea de la Indea, la hazaña de un joven niño desafiaba cualquier pacto con la lógica. Un vídeo grabado nos mostraba a Akrit (que por aquel entonces tenía 7 años), realizando una cirugía para separar los dedos de una niña, quemados y fundidos. La desgracia se había cebado con esta paciente de 8 años, sin recursos económicos para pagar un médico, que víctima de un incendio se había quemado su mano, con imposibilidad para mover y cerrar el puño. Un joven fenómeno de 7 años, sin experiencia ni entrenamiento médico-quirúrgico, se las ingenió para solventar una delicada cirugía que finalmente consiguió que la joven afectada por el fuego conservara la utilidad de su mano.

“Akrit siempre ha sido muy rápido” dice Raksha, su madre. A los 10 meses hablaba de manera fluida, a los dos era capaz de escribir. En 2º curso hacía exámenes de 5º. A los 4 años, cuando la mayoría de los niños están aprendiendo a leer y escribir, Akrit leía a Shakespeare y pasaba horas en la biblioteca leyendo libros de Medicina. Cuando tenía 5 años se matriculó en la escuela y un año más tarde enseñaba clases de Inglés y Matemáticas.

En Febrero de 2007, Akrit Jaswal apareció en el show de Oprah Winfrey. Cuando ésta le preguntó si podía entender a Shakespeare con cuatro años, Akrit respondió: “yo podía entender, es por eso que estaba leyendo”

Su pasión por la Ciencia y la Anatomía comenzó muy temprano. Los médicos de los hospitales de la zona, viendo en aquel niño a una figura emergente, le dejaban ser testigo y un asiduo a los quirófanos, donde sin duda adquirió de manera figurada las habilidades necesarias para aceptar la desesperada invitación de la joven quemada y convertir esa complicada cirugía en un éxito.

Fue el comienzo de una leyenda que se hizo muy popular entre los ciudadanos de la India, donde su fama lo convirtió en un genio. Vecinos y forasteros acudían a él para asesoramiento y tratamiento. En la actualidad, cada vez que vuelve a su lugar de origen, la gente pide audiencias para poder estar un rato a su lado y consultar.

A los 11 años, Akrit recibió la invitación de la Universidad Imperial de Londres, hacedora de un prestigioso intercambio de ideas con los científicos en la vanguardia de la investigación médica.

Con sólo 13 años, su coeficiente intelectual ya ascendía a 146 y se consideraba la persona más inteligente de la India, mérito para nada insignificante teniendo en cuenta que hablamos de un país con más de mil millones de habitantes.

Su línea de investigación y campo de trabajo principal se basa en la Oncología. Akrit afirma tener millones de ideas en torno a encontrar la cura para el cáncer, y ha creado para ello un concepto llamado terapia génica oral, que se centra en la modificación genética de los genes mutados que causan el cáncer y en su reparación exitosa, ya sea a través de la activación de enzimas o por la modificación directa de drogas genotóxicas.

Su implicación con este campo y con este tipo de pacientes es total, como se deduce de alguna de sus entrevistas: “He estado yendo a los hospitales desde que tengo 6 años, por lo que he visto de primera mano las personas que sufren de dolor. Me pongo muy triste, y eso es el motivo principal de mi pasión por la medicina, mi pasión sobre el cáncer”.

Con 17 años, Akrit se encontraba trabajando para obtener el título en Ciencias de la zoología, botánica y química para la Universidad de Punjab en Chandigarh (India), siendo la persona más joven aceptada por una universidad en dicho país.

A continuación os dejo los enlaces del documental “Gente Extraordinaria” que trató la vida de Akrit

 

Consulta online

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario en la web