Suscríbete a mi boletín:

Consulta online

Opiniones

En busca del origen de los ataques de ansiedad

Categoría: Te Interesa

Escrito el día 08-junio-2018 por Juan Toral

Post patrocinado

 

Nos alarmamos por las epidemias infecciosas puntuales y pasajeras de enfermedades como el ébola, la gripe A o la invernal que cada año viene y termina marchando, pero sin embargo estamos tan familiarizados con otras enfermedades, que debido a su prevalencia se está convirtiendo en un grave problema social. Y es que en torno a la ansiedad, parece cierto el dicho de “lo esencial es invisible para los ojos”. La ansiedad o la depresión pese a tener unas cifras alarmantes son tan sólo la punta del iceberg porque aún hay cierta estigmatización que hace que algunas personas se avergüencen de estar tristes y no pidan ayuda por miedo a que los etiqueten de “locos” o enfermos “psiquiátricos”. Como médico que cada día atiende a muchas personas desconocidas que pasan por la consulta de Urgencias, tengo la clara percepción de que detrás de muchas dolencias y síntomas está la sombra de la ansiedad, que cuando se manifiesta en forma de ataque de ansiedad es fácil de diferenciar pese a que pueda simular a un infarto de corazón, pero que en otras ocasiones es como un ladrón de guante blanco y está detrás de los síntomas, agazapada sin dar la cara. Si no llegamos a su diagnóstico, no podremos tratar el origen de los problemas y éstos terminarán cronificándose, lo que aumenta el sufrimiento y el desgaste físico y emocional de estos pacientes.

¿Pero qué es la ansiedad? ¿Por qué se produce? Y sobre todo, ¿cuántos tipos de ansiedad existen?

 

En este post intentaré aclarar todas estas preguntas.

 

¿QUÉ ES LA ANSIEDAD?

De entrada, quiero romper una lanza en favor a la ansiedad, y es que bien encauzada, es un mecanismo de defensa que el ser humano ha desarrollado. Ante ciertos estímulos que podemos interpretar como una amenaza, ya sea interna o externa, nuestra mente puede dar una respuesta anticipatoria involuntaria que nos pone en aviso ante lo que interpreta como peligroso. Esto ha permitido a la especie humana diferenciarnos de algunos animales y nos ha sido útil para avanzar al ser capaces de superar los peligros.

La ansiedad provoca síntomas tanto físicos que se pueden agrupar en tres grupos dependiendo del área que afecte:

–  Conductuales: se producen cambios en la forma de actuar de la persona.

–  Cognitivos: se altera la manera de pensar o de cómo se percibe el entorno

– Fisiológicos: la persona con ansiedad desarrolla síntomas que percibe como reales en su cuerpo: palpitación, sudoración, sequedad de boca, dolor de estómago, molestias en el pecho…

 

El problema de la ansiedad ocurre cuando los síntomas ansiosos se desbordan y la persona es incapaz de controlarlos, entrando a sufrir estrés y angustia, que termina repercutiendo en su calidad de vida. Y es que cuando se desborda, la ansiedad arrasa con todo: amistades, pareja, familia, trabajo, estudios…En este momento puede ser necesario acudir a un profesional, como por ejemplo un psicólogo especializado en Cerdanyola donde se preocupan en dar respuesta a este problema.

 

¿CUÁL ES EL ORIGEN DE LA ANSIEDAD?

A medida que hemos ido evolucionando como sociedad, las cifras de esta enfermedad han ido en aumento. La ansiedad es para la mente, como el dolor para el cuerpo, una señal que hay que saber interpretar ya que nos está mandando señales de que algo no va bien y de que tenemos que hacer cambios en nuestra vida a la hora de afrontar los problemas.

La ansiedad no tiene un único origen sino que suele darse como una mezcla de muchos factores, algunos biológicos, otros psicológicos, relacionales, generales…Y es que hay personas más vulnerables a sentir y desarrollar ansiedad y es que como se ha visto existen algunos condicionantes para ellos en algunas personas:

–  Vulnerabilidad biológica: el temperamento y la forma de ser de cada persona predispone en cierta manera.

–  Vulnerabilidad genética: no significa que sea un trastorno que se herede pero está demostrado que hay cierta predisposición en familias.

–  Vulnerabilidad psicológica generalizada: influye mucho la educación y el ambiente en el que crezcan las personas.

–  Vulnerabilidad psicológica específica: las situaciones vitales y experiencias de las personas hacen que puedan ir desarrollando este temor que supone un freno en su día a día.

 

¿QUÉ TIPOS DE ANSIEDAD EXISTEN?

Según el mundo de la salud mental, se pueden distinguir siete tipos de ansiedad que a continuación enumero y explico:

 

1)  Trastorno obsesivo compulsivo (TOC):

Estas personas desarrollan comportamientos extraños en forma de pensamientos y conductas obsesivas que resultan rumiantes y la persona es incapaz de borrar de su mente, que intenta compensar a través de actos o rituales compulsivos.

 

2)  Trastorno por estrés post-traumático (TEPT):

Ocurre cuando la persona ha sufrido un gran trauma ya sea físico o emocional, que supuso mucho estrés. En estos casos, la persona puede estar reviviendo continuamente lo sucedido, entrando en una ansiedad recidivante difícil de quitar ya que todo le termina recordando al origen de sus males.

 

3)  Trastorno de pánico:

Son las típicas crisis de ansiedad que precisan ir al médico ya sea al Centro de Salud o a Urgencias ya que la persona tiene la percepción y la creencia de que se va a morir de manera inmediata, además de que le falte el aire y le puede doler el pecho.

 

4)  Trastorno de ansiedad generalizado (TAD):

Tener algo de nervios y de ansiedad antes de ciertas situaciones es normal e incluso sano. El problema está cuando la preocupación o la ansiedad se mantiene en el tiempo, sin que estén las situaciones que causan inicialmente el estrés. Las preocupaciones en estas personas se vuelven irracionales, persistentes y terminan afectando a su día a día.

 

5)  Fobia social:

En situaciones donde hay público y tienes relación con otros se puede terminar desarrollando un mecanismo patológico de defensa que interrumpe la forma de relacionarse con los demás de la persona que sufre esta fobia, por el gran miedo que tienen a ser juzgados o simplemente observados.

 

6)  Agorafobia:

Hay quien desarrolla un miedo irracional a estar en lugares públicos y lugares abiertos.

 

7)  Fobia específica:

También hay situaciones en las que la persona desarrolla una fobia específica a algún elemento en cuestión como por ejemplo a las arañas (aracnofobia), a la sangre (hemofobia), a los payasos (coulrofobia)…

 

Mi consejo es que intentes actuar antes de que los temores y las preocupaciones se conviertan en un problema. Consulta con tu médico que te sabrá orientar y sobre todo, confía en un terapeuta de referencia. En otros países y culturas, al igual que tener a un médico de familia, la gente tiene a su psicólogo de referencia para conseguir herramientas para superar los momentos de la vida en los que la pendiente se ponga cuesta arriba. Si te ves desbordado contacta con algún profesional especializado en ansiedad.

Consulta online

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario en la web