Suscríbete a mi boletín:

Consulta online

Opiniones

Cardamomo: no es oro todo lo que reluce

Categoría: Te Interesa

Escrito el día 03-junio-2018 por Juan Toral

Post patrocinado

El boom de los programas culinarios en televisión y el renacimiento del gin-tonic ha puesto en el candelero a ciertos condimentos de la cocina que hasta hace poco eran desconocidos para prácticamente todos los mortales. Gracias a este renacimiento mediático de la gastronomía estamos descubriendo sabores, condimentos y especias que le están dando sabor a nuestra vida al mismo tiempo que distrae nuestros ojos y paladares. Todo esto ha traído consigo que las tiendas gourmet y los supermercados se llenen de elementos para enriquecer nuestro día a día con ingredientes (hasta hace poco tiempo) tan exóticos como el achiote, la angélica, el carom o el cardamomo, por poner algunos ejemplos.

Entre los defensores de esta nueva cocina, se argumenta (no sin razón) los efectos beneficiosos de cada una de estas especias aunque no hay que obviar que no podemos quedarnos solo conociendo la mitad de la historia ya que también tenemos que saber si existe algún efecto negativo de cada uno de estos condimentos.

En este post vamos a cocinar a fuego lento el CARDAMOMO, una especia que originariamente surgió de la India y Sri Lanka. Yo conocí esta especia en el mundo de la coctelería  y su particular forma de hueso de aceituna me llamó la atención al igual que su sabor, entre cítrico y dulce. Su uso, tanto en cocktail como en platos, aromatiza y da sabor a nuestras creaciones y se usa bastante en la gastronomía india y asiática y además en la repostería por la buena combinación que hace con el chocolate y la naranja.

 

Beneficios del cardamomo en las personas

Pero los defensores de este producto no se limitan tan solo al sabor y al aroma que da, sino que encuentran argumentos en una serie de propiedades que se le supone a esta planta entre las cuales, muchas de ellas resultan medicinales. Y es que el cardamomo parece estimular y mejorar el progreso de la digestión, facilitando las digestiones lentas e incluso es un remedio para los gases, aliviando los retorcijones. Además suele mejorar la falta de salivación y la sequedad de boca y por lo tanto puede resultar un buen aliado frente a la halitosis. El cardamomo también parece tener un efecto estimulante sobre el sistema nervioso y ser una especie de vigorizante y además parece tener efecto frente a la mucosidad y ser un buen expectorante.

 

Contraindicaciones del cardamomo en las personas

Pero ojo, que no es oro todo lo que reluce y hay casos, situaciones y/o personas a las que el cardamomo no resulta la panacea perfecta para todos sus males. Antes de nada, recordar un concepto básico: es importante controlar la cantidad que se toma ya que si tomamos más de lo que nuestro cuerpo tolera aumenta la probabilidad de que aparezcan los efectos adversos.

Hay personas sensibles a esta planta que pueden desarrollar síntomas alérgicos y experimentar desagradables sensaciones como dificultad respiratoria, urticaria, molestias en el pecho o presión en la garganta. En ocasiones su uso termina desarrollando una dermatitis crónica en forma de erupciones en la piel. Afortunadamente, no son muchas las personas que desarrollan estos síntomas alérgicos.

En ocasiones, el problema no se debe a una reacción alérgica sino a que nuestro aparato digestivo es incapaz de absorber por completo los microelementos presentes en el cardamomo. Parece existir cierta relación entre el consumo excesivo de cardamomo y la predisposición a formar cálculos biliares por lo que personas con problemas de vesícula (colelitiasis) deberían prescindir de esta especia.

El cardamomo también tienen que evitar tomarlo las personas con problemas digestivos como enfermedad inflamatoria intestinal o el síndrome de Dumping donde el vaciado gástrico se encuentra acelerado; esta planta acelera el proceso de digestión por lo que en estos casos estaríamos empeorando el problema de base que se puede acompañar de distensión abdominal, vómitos e incluso diarrea.

Además hay que tener cuidado si la persona toma medicamentos ya que una cantidad excesiva de cardamomo puede hacer que se altere los efectos deseables de los fármacos. Las personas que entre su tratamiento habitual tomen anticoagulantes, antidepresivos, aspirina o derivados, fármacos frente al VIH o medicamentos que actúen sobre el hígado deberían de evitar en la medida de lo posible no tomar cardamomo.

Con toda esta información, ya tienes a tu disposición la información suficiente para condimentar tus mejores recetas y seguir sacándole sabor a la vida.

Si quieres profundizar sobre las contraindicaciones del cardamomo en las personas pincha el siguiente link

Consulta online

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario en la web