Suscríbete a mi boletín:

Consulta online

Opiniones

Consejos para el dolor de vesícula

Categoría: Enfermedades Categoría: Sin categoría

Escrito el día 06-marzo-2019 por Juan Toral

“La vesícula” ese órgano que tantos problemas le da a algunas personas. Si estás leyendo con interés esta artículo es bastante probable que tú, o alguien cercano a ti, sufra de cólicos biliares. Es probable que hayas escuchado expresiones como tiene barro en la vesícula, tiene la vesícula de porcelana, tiene piedras en la vesícula o se le ha inflamado la vesícula. Todas las anteriores situaciones son posibles y suelen desencadenar gases, estreñimiento, digestiones pesadas, pero sobre todo, un dolor terrible en la parte superior derecha del abdomen que puede acompañarse de nauseas y vómitos y hasta irradiarse al hombro.

Con este post pretendo hacer una rápida introducción de la justificación por la cual tenemos vesícula (nuestro cuerpo es sabio y está por algo) y sobre todo, las recomendaciones que debes de seguir si tienes problemas en este órgano para intentar vivir con menos crisis de dolor.

 

¿Qué es la vesícula?

La vesícula es un órgano del aparato digestivo, de tamaño pequeño (suele medir de 7 a 10 cms de largo) que tiene forma de pera y está debajo del hígado. Tiene una misión en el proceso de la digestión ya que almacena la bilis. Cuando comemos hace falta digerir las grasas y para ello la bilis es fundamental ya que la vesícula la libera, entrando en contacto con el alimento para disolver la grasa y hacer que la absorción por el aparato digestivo sea más fácil.

Por lo tanto y a modo de resumen, se puede decir que la vesícula, pese a su pequeño tamaño tiene un papel destacado para una correcta digestión.

 

¿Por qué ciertas personas son propensas a formar piedras?

Las famosas piedras, dentro del argot médico se conocen como cálculos o litiasis y pueden ser o bien de colesterol o bien de bilirrubina. Dependiendo de lo que sean, su origen suele variar. Las litiasis de colesterol suelen estar relacionadas con dietas ricas en grasa mientras que las litiasis de bilirrubina suelen deberse a una predisposición de la persona que hace aumentar su producción, siendo más frecuentes en mujeres obesas, que han estado varias veces embarazadas y que han tomado alguna vez anticonceptivos orales. En estos casos, aunque la persona de por sí tenga predisposición, los hábitos dietéticos también influyen ya que una dieta rica en grasa, azúcares y/o pobre en fibra.

 

¿Qué tratamientos hay para la litiasis biliar?

El tratamiento varía un poco en función de la clínica.

 

– Si estamos ante un simple cólico biliar (dolor), el objetivo es tomar calmantes para aliviar la crisis.

– En cólicos biliares persistentes (muchos episodios de dolor y mal control de los síntomas) donde se demuestra mediante analítica para ver las transaminasas (nos da información sobre el estado tanto del hígado como la vesícula) y una ecografía que confirma la presencia de la litiasis, suele terminar necesitando entrar a quirófano pero de manera programada.

– En casos de que la vesícula se inflame y se infecte, lo que se conoce como colecistitis (mucho dolor, vómitos y sobre todo fiebre) suele obligar a terminar en quirófano de urgencia para que te quiten la vesícula, normalmente por laparoscopia (colecistectomía).

 

Existen medicamentos como las sales biliares orales (como el ácido ursodesoxicólico) que pueden venir bien en casos de cálculos pequeños de colesterol e incluso opciones terapéuticas más novedosas como la aplicación directa en el interior de la vesícula de sustancias disolventes o hacer una litotricia (similar a lo que hacen en los cólicos nefríticos) para intentar destruir los cálculos de gran tamaño a través del choque con ultrasonidos.

 

¿Qué puedo hacer para intentar evitar que la vesícula me duela?

Este es sin duda el punto más importante del artículo ya que aunque hemos visto que en ocasiones existe cierta predisposición genética de formar litiasis, la dieta es clave en todo esto. Suele decirse que “somos lo que comemos” y sin duda, para intentar evitar las crisis y complicaciones, una de las claves está en cuidar la alimentación.

A continuación te cuento las cosas que debes de evitar si eres una de esas personas con problemas en su vesícula. Estos consejos también deben seguirlas las personas a las que le han quitado la vesícula:

 

– Evita comidas grasas; deja a un lado los fritos como rebozados y empanados.

– Intenta no tomar salsas y guisos ya que suelen llevar mucha grasa y aceite

– No tomes picantes

– Evita los alimentos que den gases

– No tomes alcohol

– Aumenta la ingesta de vegetales

– Evita el estreñimiento

– Mastica bien y despacio. Evita atracones

– Mejor comer pequeñas porciones varias veces al día que tomar comidas copiosas

 

Y para terminar quiero compartir contigo un listado con alimentos recomendados y otro con alimentos a evitar.

 

v ALIMENTOS RECOMENDADOS: infusiones, manzanilla, leche desnatada, sopa, puré, pasta, ternera, pollo sin piel, pescado blanco (lenguado, merluza), pan blanco…La idea es no tomar fritos, mejor usar técnicas de cocción sencilla, hervidos en su jugo, al vapor, a la plancha o al horno en su propio jugo.

x ALIMENTOS A EVITAR: chocolate, leche entera, queso, carnes grasas como el cerdo, embutidos, pescado azul, la yema de los huevos, mantequilla, nata, frutos secos…

 

Espero que este artículo te sea de utilidad y que de esta manera tengas menos cólicos a partir de ahora. Para cualquier duda sobre lo que debes comer, o si no entiendes los asteriscos que salen en tu analítica de control, te aconsejo que uses mi consulta online y me hagas llegar tus dudas. Para mí será un placer poder ayudarte.

Piedras en la vesicula

La alimentación y los estilos de vida son claves para evitar el dolor de la vesícula y la formación de piedras

 

Si te ha resultado útil e interesante, te agradecería que compartieras este post y te sumes a mi filosofía. Y es que “compartir salud es regalar vida”.

Consulta online

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario en la web