Suscríbete a mi boletín:

Consulta online

Opiniones

Fascitis Plantar

Categoría: Te Interesa

Escrito el día 07-agosto-2019 por Juan Toral

Caminante no hay camino, se hace camino al andar…” Pero qué duro tiene que ser ese camino si a cada paso sentimos un gran dolor en la planta del pie. Y es que muchas personas ven como a diario, un dolor constante le acompaña, paso a paso, mermando su calidad de vida, como si sus pies entraran en contacto en vez de con el suelo, con chinchetas.

 

Si no has padecido jamás este dolor, no bajes la guardia ya que se calcula que 1 de cada 10 personas desarrollará una fascitis plantar a lo largo de su vida, por lo que saber qué hacer para prevenirlo es muy importante.

 

La fascitis plantar es la inflamación (-itis)de la fascia. ¿Pero qué es la fascia? Si nos centramos en la Anatomía, la fascia plantar es un tejido esponjoso-elástico que se sitúa en la planta del pie, envolviendo las estructuras allí presentas y que tiene como misión principal amortiguar el impacto de cuando caminamos y apoyamos el pie; pero también interviene en mantener la curvatura de la planta de los pies. Cuando dicha fascia se inflama, suele dar ese intenso dolor que aparece nada más despertarnos, cuando apoyamos el pie en el suelo y que luego, conforme pasa el día se puede ir aliviando levemente.

 

La fascitis plantar es la principal causa de dolor en el pie de origen no traumático. En ocasiones se puede asociar a la presencia de un espolón calcáneo, pero no es su única causa ya que entre otras cosas, puede predisponerse en gente que está mucho tiempo de pie, en corredores de largas distancias o que marchan sobre terrenos irregulares, en gente con los pies planos, en personas obesas, en gente mayor ya que con el paso de los años la fascia va perdiendo elasticidad y también en gente que abusa de calzados poco cómodos como chanclas sin sujeción que nos obligan a ir con los dedos en garra o en calzados pesados que pueden oprimir el pie.

 

Curiosidad:

La fascitis plantar no duele por la noche, cuando estamos descansando y el dolor se puede aliviar momentáneamente si andamos de puntillas.

 

En ocasiones, con reposo y medidas locales como la aplicación de hielo o alguna pomada antiinflamatoria, puede ir aliviando el dolor hasta que termine desapareciendo, pero esto puede prolongarse durante meses lo que suele obligar a las personas que lo padecen a buscar alternativas.

 

¿Qué tratamientos existen para tratar las fascitis plantar?

Tomar antiinflamatorios puede aliviar momentáneamente los dolores, pero será importante intentar mediante la realización de ejercicios de estiramiento (lo ideal es que estén supervisados por un/a Fisioterapeuta). El frío también ayuda a bajar la inflamación de la zona, al igual que el reposo.

Usar un calzado adecuado, que sujete bien y que amortigüe es esencial. A este nivel adquieren mucha importancia las plantillas de gel que ayudarán a disminuir el impacto en la zona y por lo tanto, al amortiguar, disminuirá la presión y contribuirá a bajar la inflamación de la fascia.

Existen otras opciones como dispositivos ortopédicos que se colocan dentro del calzado para corregir el pie plano; y también el empleo de férulas nocturnas para intentar estirar la fascia durante las horas de sueño. También pueden usarse otras opciones como las terapias con ultrasonidos o en casos que se prolonguen en el tiempo y sean muy incapacitantes, incluso la cirugía, aunque afortunadamente, tan sólo 1 de cada 100 casos (aproximadamente) necesitará pasar por quirófano.

 

De cara a prevenir la aparición de fascitis, será importante seguir estas recomendaciones:

  1. Evita el sobrepeso ya que los kilos de más terminan yendo a la planta del pie cada vez que movemos el cuerpo
  2. Usa calzado adecuado, sobre todo para hacer largas caminatas y correr
  3. Usa plantillas que corrijan el pie plano
  4. Intenta no estar mucho tiempo de pie
  5. Evita caminar descalzo o con sandalias finas
  6. Si corres, intenta hacerlo sobre superficies llanas y lisas, a ser posible que sea sobre terrenos algo más blandos que el asfalto
  7. Haz ejercicios de estiramiento
  8. Si notas molestias, ponte hielo y guarda reposo
  9. SI el dolor va a más, consulta con tu médico o con tu fisioterapeuta para que te valore y aconseje. Será importante evitar que el problema cronifique

Consulta online

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario en la web