Suscríbete a mi boletín:

Consulta online

Opiniones

Formación para médicos

Categoría: Te Interesa

Escrito el día 26-agosto-2020 por Juan Toral

La aparición fulgurante del COVID19 ha puesto sobre la mesa uno de los axiomas de los médicos: la necesidad incesante de seguir actualizados y la necesidad de tener una buena formación a lo largo de los años. Y es que los avances que se producen en un campo tan vivo como el de la Medicina obliga al estudio constante, la actualización de conceptos y la adquisición de otros nuevos.

Esta realidad en ocasiones es difícil de compaginar debido a muchos factores: la carga asistencial, la imposibilidad de encontrar un hueco en el horario de trabajo para ampliar conocimientos, la falta de tiempo, la difícil conciliación familiar…Afortunadamente, para dar respuesta a esta necesidad en los últimos tiempos han surgido y surgirán una amplia gama y variedad de cursos para médicos.

En plena ebullición científica y tecnológica, los conocimientos pueden quedar obsoletos en poco tiempo. Hay que mantener al día las competencias que nos hacen sanitarios, entre las que se encuentran conocimientos, destreza y actitudes. 

El mundo no es que esté en movimiento constante, sino que estamos inmersos en un cambio constante. Este ritmo obliga al médico a ser competente a lo largo de toda su carrera profesional. Con el Juramento hipocrático nos comprometemos a dar lo mejor para nuestros pacientes, y este nivel de autoexigencia nos obliga a estar actualizados.

El aprendizaje no es algo estático, es un movimiento continuo, la incorporación constante de contenidos y componentes. Es una búsqueda personal hacia la superación, el inconformismo y el crecimiento tanto personal como profesional. En los tiempos que corren, las Administraciones Públicas suelen no encontrar ni el marco teórico ni el presupuestario para ofrecer a sus profesionales cursos interesantes y ajustados a las necesidades de cada persona. Además, en las últimas semanas, el Gobierno anunció la desvinculación de la Industria Farmacéutica en la formación de los sanitarios, lo que pone aún más palos a las ruedas de la formación continuada. A la falta de tiempo, de incompatibilidad laboral y familiar, hay que sumar que, en la mayoría de las ocasiones, la realización de cursos tendrá que ser sufragado por el/la propio/a profesional. Esto tiene que obligar a las entidades que organizan los cursos, a hacerlos más minuciosos, más actualizados y más interesantes.

Los sanitarios, entre nuestras misiones, tenemos la de intentar dar respuesta a las necesidades de salud de la población. Esto nos obliga a disponer de recursos materiales y humanos. Es cierto que en el mundo sanitario actual hay mucho ruido y contaminación que parecen poder enturbiar la relación médico-paciente: largas lista de espera, aumento de la demanda al mismo tiempo que se producen recortes…Esto puede dificultar la consecución de los objetivos, pero nos obliga a buscar la motivación. Intentar seguir creciendo en nuestro campo debería ser un aliciente para seguir formándonos. Ampararse en la excusa de que no me actualizo porque la Administración no me ayuda, aunque siendo cierto, no sería del todo justo.

Te propongo un ejercicio de imaginación. Piensa en los avances actuales, en las líneas de tratamiento de los tumores, en el uso de la impresión 3D en campos como la Cardiología, en la irrupción del DaVinci en el mundo de la Cirugía…Y piensa en cómo puede seguir evolucionando el conocimiento: imagina por un momento en qué punto del conocimiento tendremos dentro de 10 años. Y ahora deja de imaginar y súmate al carro de este movimiento incesante que es el conocimiento: utiliza el vehículo que es la formación.

Consulta online

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario en la web

Centro de preferencias de privacidad

Necessary

Advertising

Analytics

Other