Suscríbete a mi boletín:

Consulta online

Opiniones

La cara oscura de la depilación genital

Categoría: Curiosidades

Escrito el día 21-diciembre-2013 por Juan Toral

Acabo de leer una curiosa noticia firmada por el Dr. Grimalt que me ha dibujado una leve sonrisa y que comparto con vosotros. El titular puede hacernos pensar en otro origen del problema: “Dermatólogos alertan de un aumento de las ETS por la depilación genital

Atrás quedo el famoso “felpudo de la Cantudo”. Desde hace unos años se ha imperado la moda de despoblar el pubis del típico vello que lo decora cuando la maquinilla y la cera no hace acto de presencia. En algunas culturas, como pude comprobar en un Onsen de Japón, no entra entre la tradición asiática aquello de pubis despejados.

Ahora cuando hablamos de brasileñas, estilo Hollywood, salvaje, flecha, triángulo, corazón, en letras, mariposa, mostacho, pista de aterrizaje o a la europea, muchos entenderán que hablamos de depilación de las partes íntimas.

Lo primero que uno piensa al leer el titular es que el motivo del alarmante aumento de las enfermedades de las ETS tiene que deberse a que atrás quedó el miedo de enfermedades como el SIDA que concienció a la sociedad en los años 80 y 90 y que hemos bajado la guardia, que cada vez se adelantan las edades para descubrir los placeres del sexo, que somos más promiscuos y que yacer con otros ha dejado de ser monopolio del amor de toda la vida que ahora tarda más en encontrarse.

Pero no es esa la razón que explica el hallazgo que los dermatólogos están apreciando en los últimos años en la que están viendo como las ETS  (enfermedades de transmisión sexual) están aumentando de forma alarmante, como hace pensar la presencia de infecciones víricas en la zona peri genital, sobre todo en el pubis.

Y es que la naturaleza es sabia y el organismo lleva año definiéndose por un motivo claro. Que las personas en África tengan una tez más oscura, o los asiáticos los ojos más rasgados tienen una razón genética y fisiológica que encuentran su razón de ser en proteger a las personas. Lo mismo ocurre con el vello. Cejas, pestañas, pelos en nariz y oídos tienen su razón en ser medios de barrera y protección contra gérmenes y agentes externos.

Lo mismo ocurre con el pelo púbico que tiene una función protectora contra el roce inevitable durante las relaciones sexuales. Si las dos partes de una pareja presentan pubis “alopécicos” cualquier infección de la piel a nivel superficial no encontrará barrera para pasar al compañero/a. El preservativo protege pero no de manera total de la amplia gama de ETS. Con la depilación, la piel suele irritarse y hacer pequeñas lesiones típicas del roce y la fricción del acto sexual. Estas pequeñas lesiones permiten a los microorganismos penetrar y crear infección, condilomas, herpes, hongos, tiñas, impétigos o incluso la temida sífilis que cada vez es más común como motivo de consulta en Dermatología.

Y es que a veces, puede ser un error creerse que lo de no tener ni un pelo de tonto, es bueno

 

Consulta online

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario en la web