Suscríbete a mi boletín:

Consulta online

Opiniones

La importancia del calzado para nuestra salud

Categoría: Te Interesa

Escrito el día 08-agosto-2018 por Juan Toral

Dice un dicho que no hay que empezar la casa por el tejado. Algo parecido ocurre con nuestra salud en la que en ocasiones no prestamos la atención que se merece a nuestros pies, la parte del cuerpo que nos hace tocar tierra firme, que nos mantiene de pie, con la que nos conectamos el mundo, con el que recorremos kilómetros a diario. Los pies son una parte importante que en muchas ocasiones ignoramos y que encima en otras castigamos al optar por calzados modernos y estéticamente atractivos que pueden resultar contraproducentes para la salud de la parte final de nuestros miembros inferiores que es de vital importancia ya que no solo nos mantiene de pie y nos permite desplazarnos sino que también es de una gran complejidad anatómica ya que hay ligamentos, nervios, huesecillos pequeños, articulaciones, arterias y venas que no hay que descuidar.

 

Hace falta simplemente fijarnos en nuestra zapatera de verano donde las chanclas sin refuerzo en el talón son opción casi a diaria. Con este tipo de calzado nuestro pie sufre ya que al andar la parte posterior se contrae involuntariamente para intentar mantener la chancla sobre la suela de nuestros pies; o pensar en esos tacones de punta que se ponen las mujeres para noches y madrugada de bailes y diversión, donde estamos sobrecargando los tobillo y la punta de nuestros dedos.

 

Puede parecer una tontería, pero es importante cuidar la salud de nuestros pies. A la hora de elegir un calzado es indudable que la estética es importante, pero no tenemos que descuidar lo cómodo y beneficioso que es, propiedades que no son menos importantes que la primera. Y es que eso de que “para presumir hay que sufrir” es una práctica que a la larga se paga.

 

Una mala decisión en el calzado puede traducirse en problemas de salud ya sea a nivel circulatorio, como fatiga o como deformidad ósea.

 

En el mercado hay marcas que se preocupan en asociar bienestar y estética. Una de ellas (zapatos muse and cloud) se ha especializado en ello y ha sacado una línea saludable ( https://zapatosobi.com/musse-cloud-203 ), en un intento para evitar problemas físicos derivados de un mal uso de los zapatos.

 

Las cifras ponen de manifiesto la entidad de este problema y es que se calcula que en torno al 40% de las personas tenemos alguna patología podológica (el 85% de las afectadas son mujeres). Quizás esto debe hacernos cambiar el chip y dejar de ver el calzado como un complemento por el de algo de primera necesidad.

 

Tus pies no deben adaptarse a los zapatos, sino que son los zapatos los que deben hacerlo a tus pies. Evita tacones alto que pueden terminar dando problemas de rodillas o varices. Evita zapatos que te estén ajustados y que tengan punta estrecha. Lo ideal es usar calzado de suela flexible: evita que sea rígida o poco flexible ya que a la larga terminaríamos pagándolo en cada pisada. También se aconsejan que sean de un material transpirable para evitar la humedad. Y un último consejo: el mejor momento para probarse un zapato es a última hora del día, cuando nuestros pies se encuentran cansados e hinchados

 

Quiero terminar esta entrada con tres refranes: “A la fuerza, ni el zapato entra” y “Bueno y barato, no caben en un zapato” y es que “la salud no está en el plato, sino en el zapato

Consulta online

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario en la web