Suscríbete a mi boletín:

Consulta online

Opiniones

Maneras tontas de morir

Categoría: Curiosidades

Escrito el día 28-julio-2013 por Juan Toral

Para que la gente no se alarme, empezaré contando el desenlace de la historia: final feliz sin muerte alguna que velar.

La historia de un paciente vivida en primera persona que puede despertar sonrisas por el aparente estúpido malentendido que puede servir como denuncia social, historia digna, si su desenlace hubiera sido otro, de formar parte del televisivo programa “1000 maneras de morir”.

En las Islas Canarias hay un refresco muy típico, el Clipper. De colores vivos que denotan su azucarado y refrescante contenido, los hay de fresa (el más vendido), naranja, limón y manzana. De envasado llamativo, con etiquetas que deslumbran, colores vivos y un aroma a néctar de fruta que invita a probar cuando el calor húmedo de la isla hace acto de presencia.

En ese contexto debía de estar él, paciente entrado en años del interior de la isla (Gáldar), en plena calina del medio día de un domingo, tras llegar a casa tras andar por las calles de sobra conocidas. Encontrar en la cocina una botella de la misma tonalidad roja y una dudosa etiqueta de pepitas de sandía, apreciar ese aroma dulce y suave que invita a saciar la sed de la caminata con un trago interminable. Comprobar el dulce sabor que te pone en alerta ya que no es el que esperabas y comprobar alarmado que la botella que te habías echado a la boca no es del refresco típico canario sino de un fregasuelos fatídico espumoso que parece mirarte inerte en busca de síntomas de alerta.

El vómito provocado, la preocupación, el personarte en el Hospital con el cuerpo del delito que se entrega en triaje en forma de esa botella que bien merece ser denunciada y retirada del mercado por ser demasiado ambigua para edades infantiles poco conscientes o para las edades despistadas debido al paso de los años.

Gracias a Dios, al Clipper o a la composición sin lejía del fregasuelos Don Brillo, el paciente se encontró asintomático durante el tiempo que estuvo a mi cargo en el Hospital. Con unas constantes estables, sin dolor alguno, sin cambios eléctricos ni gasométricos.  Pero eso no quita que la labor del médico se limite tan sólo a la asistencia inicial. Hay que ponerse en contacto con el Centro Español de Toxicología de Madrid cuyo número viene en el reverso de todos los productos químicos: denunciar el caso para evitar que graciosos despistes como el vivido en primera persona puedan dar otros que terminen en lágrimas y lamentos.

¿Qué hacer en caso de intoxicaciones por fregasuelos?

Consejos para pacientes extraído de MedLine y sistemática a seguir en el hospital según indicaciones del Centro de Toxicología

Síntomas

Los síntomas pueden variar de acuerdo con el tóxico o veneno, pero pueden abarca un amplio abanico de síntomas: dolor abdominal, labios azulados, dolor torácico, confusión, tos, diarrea, dificultad respiratoria, mareos, visión doble, somnolencia, fiebre, cefalea, palpitaciones, irritabilidad, inapetencia, pérdida control esfínteres, fasciculaciones musculares, nauseas y vómitos, parestesias (hormigueo), crisis epilépticas, erupciones cutáneas, estupor, pérdida de conciencia, debilidad…

Primeros auxilios

Hay que buscar ayuda médica de inmediato.

Para intoxicación por ingestión:

•   Examinar y vigilar las vías respiratorias, la respiración y la circulación de la persona. Inicie respiración boca a boca y reanimación cardiopulmonar(RCP) de ser necesario.

•   Tratar de constatar que la persona ciertamente se haya intoxicado, ya que puede ser difícil determinarlo. Algunos de los síntomas son aliento con olor a químicos, quemaduras alrededor de la boca, dificultad para respirar, vómitos u olores infrecuentes en la persona. Si es posible, identificar el tóxico.

•   NO provoque el vómito en la persona, a menos que así lo indique el Centro de toxicología o un profesional de la salud.

•   Si la persona vomita, despeje las vías respiratorias. Envuelva un pedazo de tela en los dedos de la mano antes de limpiar la boca y la garganta. Si la persona ha estado enferma debido a la ingestión de parte de una planta, guarde el vómito. Esto puede ayudarle a los expertos a identificar el tipo de medicamento que se puede utilizar para neutralizar el tóxico.

•   Si la persona comienza a tener convulsiones hay que administrar los primeros auxilios para estos casos.

•   Mantenga a la persona cómoda. Gírela sobre su lado izquierdo y permanezca allí mientras consigue o espera la ayuda médica.

•   Si el tóxico ha salpicado las ropas de la persona, quíteselas y lave la piel con agua.

No se debe

•   NO administre nada por vía oral a una persona inconsciente.

•   NO induzca el vómito a menos que así lo indique el personal del Centro de Toxicología o un médico. Un tóxico fuerte que produzca quemaduras en la garganta al entrar también hará daño al devolverse.

•   NO intente neutralizar el tóxico con zumo de limón, vinagre ni cualquier otra sustancia, a menos que así lo indique el personal del Centro de Toxicología o un médico.

•   NO utilice ningún antídoto del tipo “curalotodo”.

•   NO espere a que se presenten los síntomas si sospecha que una persona se ha intoxicado.

Actuación Hospitalaria

–      Control ctes

–      Cama a 30º

–      Dieta absoluta inicialmente

–      Monitorización del paciente

–      Estabilización hemodinámica

–      Oxígeno en caso de necesidad

–      Contactar con Centro de Toxicología de España. Explicar intoxicación (el paciente debe llevar al Hospital la botella) y seguir indicaciones según la composición del tóxico.

–      Hemograma, bioquímica, coagulación y gasometría inicial

–      Rx tórax

–      Control síntomas

–      A las 4 horas, se podrá dar algo de leche para ver tolerancia

–      Rx tórax y gasometría de control a las 6 horas

–      Vigilancia. Actuar según clínica y evolución: alta, Observación, Críticos, UCI…

–      Según tóxico, podría ser alta o vigilancia durante 24 horas en el Hospital

–      Indicar al paciente que es probable importante diarrea en las próximas horas

Consulta online

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario en la web