Suscríbete a mi boletín:

Consulta online

Opiniones

Presbiacusia: cuando la edad hace que la audición disminuya

Categoría: Te Interesa

Escrito el día 24-agosto-2018 por Juan Toral

Dice el dicho que la edad no perdona y es verdad. Afortunadamente cada vez más son más las personas que concienciadas de la importancia de sumar años y llenarlos de vida se preocupan por seguir una alimentación saludable, realizar ejercicio y cuidarse para hacer que el soplar velas siga siendo motivo de celebración gracias a que el físico acompaña.

 

En ocasiones, se buscan aliados en esto del envejecimiento con la cirugía plástica a la que se puede recurrir para ciertos retoques que nos hagan sentirnos a gusto con nosotros mismos. Pero hay circunstancias inherentes al hecho de envejecer, como sería por ejemplo la pérdida de agudeza visual o la pérdida de audición. Lo que se pierde sobre todo es la capacidad de interpretación de los tonos agudos.

 

En relación a la pérdida de audición que se produce cuando envejecemos, tienes que saber que se conoce como PRESBIACUSIA. Suele ser un fenómeno que ocurre poco a poco lo que hace difícil que seamos conscientes de lo que está ocurriendo hasta que la pérdida del umbral auditivo es ya llamativa.

 

Se calcula que aproximadamente 1 de cada 3 personas entre 65 y 74 años de edad sufrirán esta pérdida fisiológica de audición, proporción que aumenta hasta 1 de cada 2 a partir de los 75 años.

 

Los motivos de esta pérdida de audición suelen ser varios. Por un lado influye el envejecimiento de las estructuras internas del oído que se vuelven más rígidas y pierden cierta capacidad para adaptarse a los requerimientos para que el sonido entre y llegue al cerebro donde se manda la señal para su interpretación. El haber estado durante toda la vida a ruidos fuertes y/o duraderos puede también predisponer a esta pérdida de audición con el paso de los años, al dañar las células sensoriales del oído. Además ciertas enfermedades típicas del paso de los años como la hipertensión o la diabetes pueden contribuir a esta pérdida auditiva.

 

Llegados a este punto te preguntarás ¿Puedo prevenir la pérdida de audición? La respuesta es complicada ya que aún la ciencia no sabe con exactitud la manera en la que hacerlo, pero está comprobado que en la medida de lo posible tenemos que protegernos ante los ruidos fuertes y duraderos desde pequeños. Hay ciertas profesiones en las que hay mucha contaminación acústica: usar protectores que nos aíslen es una buena manera de intentar evitar la presbiacusia. Cuidado también a la hora de escuchar música o usar auriculares ya que nuestros oídos pueden terminar padeciendo.

 

Ahora bien, si el problema de audición es ya una realidad, hay que buscar soluciones. Existen varias opciones: unas de ellas, y casi la más popular son los audífonos. Existen muchas tiendas especializadas en la materia e incluso por Internet se pueden encontrar audífonos baratos a buen precio. Pero en ocasiones el daño que origina la pérdida de audición está más allá del oído interno y hay que buscar otras opciones como por ejemplo los implantes cocleares o los sistemas auditivos anclados al hueso. Antes de decantarte por una de las opciones existente, lo mejor es que consultes con un/a especialista en Otorrinolaringología para que te haga una exploración inicial y te aconseje.

 

Una de las ventajas de este mundo global e interconectado es el poder disponer de una amplia gama de productos de salud en teletienda que llegado el caso pueden resultar un complemento para mejorar tu calidad de vida

Consulta online

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario en la web