Suscríbete a mi boletín:

Consulta online

Opiniones

BOTOX qué es y para qué sirve

Categoría: Enfermedades

Escrito el día 15-abril-2021 por Juan Toral

Estoy seguro que has oído hablar muchas veces del botox, uno de los revolucionarios medicamentos que han aparecido en los últimos años. Casi todos conocemos a alguien que ha suavizado arrugas o visto en la tele o leído en alguna revista, al o la famosa de turno que ha querido “quitarse” años suavizando sus líneas de expresión con esta inyección mágica de BOTOX. Pero, aunque hemos escuchado millones de veces su nombre ¿sabes qué es realmente el botox? Te sorprenderá saber sobre este particular fármaco.

¿QUÉ ES EL BOTOX? 

Lo primero que tienes que saber es que el BOTOX es el nombre comercial por el que se ha hecho archiconocida la toxina botulínica, que es realmente la protagonista de ese post. Ahora bien, toca contestar a la pregunta ¿qué es la toxina botulínica? Pues aquí la primera sorpresa ya que, en realidad, la toxina botulínica no es otra cosa que una neurotoxina. ¿Que qué es una neurotoxina? Existe una bacteria llamada Clostridium botulinum que cuando encuentra un huésped (ya sea en un humano o en un animal) es la causante de una enfermedad conocida como BOTULISMO que se puede manifestar con debilidad, visión borrosa, nauseas o parálisis, y si no se trata, puede resultar terminando mortal. Dicha bacteria actúa liberando una neurotoxina que actúa a nivel del sistema nervioso, bloqueando los impulsos químicos que intervienen en la comunicación neuronal, lo que explicaría los síntomas de dicha enfermedad.

El botulismo es una enfermedad afortunadamente poco frecuente, pero puede ser grave. Las dos maneras más frecuentes de contagiar la enfermedad es tras ingerir alimentos almacenados en ambientes con poco oxígeno (mucho ojo con las conservas caseras) y en las bordes de las heridas al entrar en contacto con la bacteria.

Una vez conocidos el efecto paralizante de esta toxina de la bacteria Clostridium botulinum, la Ciencia conocedora de los efectos que puede desencadenar, ha trabajado con ella hasta modificarla, hacerla segura y convertirla en un fármaco que gracias a los efectos que produce de parálisis, puede desencadenar resultados satisfactorios para nuestra salud. Esta toxina botulínica ha demostrado tener utilidad terapéutica y ha dado grandes resultados en enfermedades neurológicas que cursan con una hiperactividad muscular y en el campo de la estética, donde se ha hecho famosa a nivel mundial.

¿PARA QUÉ SE USA EL BOTOX?

Como acabas de leer, el uso más conocido del botox es la medicina estética. Y es que, al inyectar la toxina botulínica en una zona concreta, se consigue la relajación de la musculatura de la zona, que en la cara, por ejemplo, se traduce en la transformación de una piel tersa y tonificada, reduciendo las arrugas y las expresiones que se van adquiriendo con el paso de los años. La toxina botulínica lo que hace es debilitar hasta llegar incluso a paralizar determinados músculos por el bloqueo nervioso que se produce en la zona.

Pero su aplicabilidad no se limita tan solo al resultadismo de lo estético, sino que también puede ser un gran complemento para otras enfermedades. Su uso y potencial está sobre todo volcado en el campo de la Neurología, donde se está convirtiendo en un tratamiento esperanzador ya que, por ejemplo, ha demostrado ser efectivo en el abordaje del exceso de sudoración, patología conocida como hiperhidrosis, con la inyección en las axilas o las palmas de las manos o los pies, disminuyendo la actividad de las glándulas sudoríparas. 

También parece estar dando buenos resultados como tratamiento o complemento de ciertas migrañas crónicas que no responden del todo bien a los tratamientos habituales.

En personas parapléjicas donde por su enfermedad de base les resulta imposible controlar el esfínter urinario, el botox está dando buenos resultados en el manejo de la incontinencia urinaria, lo que puede terminar evitando, por ejemplo, infecciones de orina.

A nivel ocular también está dando buenos resultados. Por ejemplo, para la corrección del estrabismo (cuando uno o los dos ojos se desvían de manera involuntaria) o en el blefaroespasmo, que es la contracción involuntaria de los párpados.

BENEFICIOS DEL BOTOX

Tras leer esto, parece que el botox es la panacea a muchos de nuestros males. Lo bueno del botox es que es una técnica bastante segura, con resultados prácticamente inmediatos y con pocos efectos secundarios. Ahora bien, su administración debe hacerlas personas entrenadas y con formación, ya que, por ejemplo, a nivel estético, un pinchazo en una zona que no es la correcta, puede desencadenar una expresión que no es la deseada.

Es una técnica relativamente sencilla, que no precisa de quirófano. No genera dolor, salvo las leves molestias del pinchazo con la aguja fina y se puede realizar en cualquier momento del año ya que las condiciones climáticas no influyen en los resultados. 

Ahora bien, uno de los pocos peros que parece poder achacarse al botox, es que su efecto no es eterno, obteniendo unos resultados que son reversibles con el paso del tiempo, durando sus resultados en torno a 4-6 meses. Es por ello que las personas que lo usen con fines médicos o estéticos, normalmente tengan que darse dosis de recordatorio.

El paso de los años, reírnos, llorar, pasar frío o calor…cada día nuestra piel se desgasta y sufre en primera persona el paso de los años. Yo soy de las personas que creen que hay que normalizar las muescas que el paso de los años dibuja en nuestro cuerpo, pero para aquellas personas que quieren retrasar u ocultar la edad, tienen que saber que la bacteria que causa el botulismo, se ha terminado convirtiendo en un aliado.

Consulta online

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario en la web

Centro de preferencias de privacidad

Necessary

Advertising

Analytics

Other