Suscríbete a mi boletín:

Consulta online

Opiniones

Sarna, aunque con gusto, pica

Categoría: Enfermedades

Escrito el día 01-octubre-2019 por Juan Toral

Dice el refrán que sarna con gusto no pica, pero yo soy de la opinión que a esta vida no hemos venido a sufrir y que si podemos evitar molestos síntomas como el picor, mucho mejor. En este post vamos a hablar sobre la escabiosis, conocida popularmente como sarna. 

De entrada, es escuchar la palabra sarna y nos entran los picores y tras rascarnos nos ofendemos ya que esto de la sarna suele asociarse con gente pobre o con falta de higiene. ¿Pero es esto cierto? A continuación, diseccionaremos todo lo que hay que saber sobre la sarna.

¿La sarna se da solo por falta de higiene?

Pues en principio, esta enfermedad de la piel es más frecuente de lo que se cree y no es cosa del pasado. Se debe a un ácaro que tiene facilidad para el contagio, por lo que pueden darse casos independientemente del sexo o la raza. Tiene la peculiaridad que suele cursar en forma de pequeñas epidemias. ¿Qué quiere decir esto? Pues que cuando se da un caso, suele darse también en otros miembros de la familia o el entorno ya que el ácaro se transmite por contacto directo con una persona infectada.

Tanto en Europa como en Sudamérica, las tasas de contagio de esta enfermedad son del 1% y no suelen existir diferencias entre clases sociales, ya que tanto ricos como pobres suelen sufrir sarna con la misma frecuencia.

Ahora que ya hemos desmitificado el mito de que la sarna es sinónimo de gente pobre y escasa limpieza toca saber exactamente qué es.

Esta enfermedad de la piel se produce por un parásito (un ácaro) de cuyo nombre no me quiero acordar (Sarcoptes scabei, por eso lo de escabiosis). Al entrar en contacto piel con piel o vía sexual de una persona infectada a otra, el ácaro se transmite. Y además tiene la capacidad de vivir hasta tres días fuera de la piel lo que le hace aún más contagioso.

El ácaro “muerde” la capa externa de la piel y entra formando una especie de túnel subcutáneo, donde pone sus huevos que pueden salir hacia afuera y terminar contagiando a otras zonas de la piel de la persona o a otras personas.

Lo normal cuando se tiene sarna es tener mucho picor. Si varias personas en una misma familia comienzan a sufrir picores al mismo tiempo, la probabilidad de que se deba a una sarna es bastante grande. El picor al principio suele ser en la zona por donde entró y anidó el ácaro, pero pasados unos días, el picor suele extenderse por todo el cuerpo.

Como curiosidad decir que el picor aumenta cuando nos abrigamos o por la noche al estar arropados, ya que el ácaro está más activo a altas temperaturas.

Además del picor, la sarna suele dar lesiones en la piel, en forma de diminutos surcos, como túneles. En ocasiones puede dar lugar también a la aparición de lesiones en forma de vesículas, nódulos rojizos y heridas secundarias al rascado que se pueden sobreinfectar lo que empeoraría aún más la situación.

¿Cuándo tengo más probabilidades de sufrir sarna?

Como hemos visto, tener sarna no va ligado a la clase social ya que no es una enfermedad de pobres como se creía hace unos años. Las probabilidades de contagio serán mayores en los siguientes casos:

En principio los animales también pueden tener sarna, pero su ácaro es diferente al de humanos por lo que el contagio de animal a persona no es posible.

¿Hace falta que me hagan pruebas para diagnosticar la sarna?

Pues en principio no ya que la clínica y la exploración pueden ser suficientes para llegar al diagnóstico. Pero para asegurarnos, el médico puede tomar una muestra de una lesión que tenga en la piel y ver al microscopio la existencia de hueves, heces o al propio parásito.

Pasamos al punto más importante:

 ¿Cómo tratar una sarna?

Pues comenzamos con un punto importante: lo conveniente sería que no sólo la persona con picor en la casa hiciera el tratamiento sino también el resto de familiares o personas que convivan, aunque no hayan comenzado aún con los síntomas ya que pueden estar incubándolo y aún no haber dado la cara, pero pueden estar ya contagiados.

El tratamiento es de vital importancia ya que la capacidad de contagio del ácaro disminuye al 1% cuando se realiza.

De cara al tratamiento, nos centraremos en dos cosas: por un lado, aliviar el picor y por el otro, eliminar al ácaro. Para aliviar el dolor, podemos tomar algún antihistamínico o incluso algún corticoide. Lo normal es que el picor no desaparezca de inmediato por lo que tenemos que bajar su intensidad para evitar lesiones con el rascado.

De cara a eliminar al ácaro, tenemos la Permetrina en forma de crema al 5%. Tenemos que embadurnarnos todo el cuerpo cuando nos vayamos a acostar y al levantarnos ducharnos bien y lavar toda la ropa de cama y la que hayamos usado en días previos con agua caliente. Conviene recordar que tan sólo tenemos que untarnos la crema una noche (tan sólo una vez) y que podría repetirse una semana después si siguiéramos con molestias, pero no antes. En adultos la permetrina no debería rociarse por la cara.

De cara al tratamiento es muy importante saber que es lo que suele pasar habitualmente para evitar falsas interpretaciones. Y es que pese a que la Permetrina haga su efecto y mate al parásito, lo habitual es que el picor se mantenga incluso unas semanas. Por lo tanto, si aparece picor no es señal de que el ácaro siga vivo y que todas las noches tengas que echarte la crema. Como acabas de leer sería solo una vez y en caso de persistir las molestias, podría repetirse a los 7-10 días. Además la propia crema puede irritar algo la piel e inicialmente puede hacer que aumente la sensación de picor. Un paciente informado aumenta las opciones de evitar hacer cosas que no deben hacerse.

En caso de embarazadas o niños recién nacidos (menores de dos años), no deberíamos aplicar Permetrina. En estos casos, lo aconsejable es Azufre con vaselina, aunque a día de hoy no suele usarse porque su mal olor le hace ser muy desagradable.

En ocasiones, además de la permetrina en crema, se refuerza con un tratamiento oral en forma de pastillas. Para ello se puede usar la Ivermectina, aunque esto suele reservarse para personas inmunodeprimidas como gente que tiene alguna enfermedad que le hace tomar corticoides o pacientes con SIDA. Al ser un fármaco poco usado, en la actualidad las Farmacias no disponen de él.

Dicen que sarna con gusto no pica, pero también que más vale prevenir que curar así que lo ideal será evitar el contagio y así no comenzar también con una sarna. De cara a prevenir la escabiosis, serán útiles las siguientes medidas:

Como curiosidad, se ha demostrado que personas que alguna vez han tenido sarna pueden desencadenar escabiofobia que consiste en creer que una vez curados, siguen infectados a pesar del tratamiento.

Con esto, creo que tienes a tu disposición todo lo que tienes que saber sobre esta patología. “Compartir salud es regalar vida” así que si te ha resultado interesante comparte el artículo con tus seres queridos. Para cualquier duda o consulta, recordarte que puedes usar mi consulta online donde por 15€ puedes resolver tus dudas e incluso contratar el servicio de tarifa plana trimestral o semestral por menos de 10€ al mes.

Consulta online

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario en la web