Suscríbete a mi boletín:

Consulta online

Opiniones

¿Va la gente a Urgencias para pedir un justificante y no ir a trabajar?

Categoría: Curiosidades Categoría: Mis aportaciones a la sanidad

Escrito el día 11-octubre-2021 por Juan Toral

Quienes trabajamos en Urgencias, compartimos sensaciones sea el lugar que sea y es que parece que patrones no escritos tienden a repetirse, o al menos, esa es la percepción que tenemos tras turnos eternos, noches, festivos y fiestas de guardar de guardia, que hace que con los años vayamos elaborando teorías. Pero hay que ser especialmente cuidadosos al convertir las sensaciones en verdades universales, porque la probabilidad de que estemos sesgados por el cansancio y la rutina, puede hacer que cometamos el error de magnificar una realidad que en verdad no lo es. 

Desde que comencé a ver pacientes, un ya lejano 20 de Mayo del 2009, creo que tengo bastantes horas de mili (más de 9.000 en Urgencias) como para opinar sobre el funcionamiento y el uso que se hace de este servicio. Pero lo malo de las opiniones, es que, como los culos, todos tenemos una, así que tampoco conviene empecinarnos en imponer nuestras creencias. Por este motivo, junto a varios compañeros*, decidimos encontrar una respuesta científica a la sensación recurrente de que durante las primeras horas de la mañana (de 7:00 a 9:00h), el volumen de consultas que se resuelven demandando el/la paciente un justificante para no ir al trabajo, es alto. Así que nos pusimos manos a la obra y aquí os presentamos los datos más significativos que hemos extraído y presentado en el Congreso Nacional SEMERGEN 21 que se ha celebrado en Zaragoza.

Durante 4 meses estuvimos creando una base de datos con las personas que iban por Urgencias en esta franja horaria (de 7:00h a 9:00h). En total obtuvimos una muestra de 361 personas/usuarios/pacientes, en la que para cada persona registramos: edad, día de la semana en el que iba, sexo, motivo de la consulta, nivel de triaje y si pedían o no el justificante al finalizar la asistencia. 

RELACIÓN JUSTIFICANTE Y DÍA DE LA SEMANA

Entre semana, 4 de cada 10 consultas finalizan con la petición de imprimir el informe a modo de justificante. Durante el fin de semana esta proporción baja a la mitad y sólo el 20% lo demandan. El lunes es el día donde más se solicita un justificante (43,2% de las personas que van el primer día de la semana lo piden). Y no solo eso, sino que el 22,7% de los justificantes que se piden, tienen lugar los lunes. Lunes, martes y jueves tienen un patrón bastante parecido. Los miércoles y los viernes, las peticiones son algo menores (¿influye estar justo a mitad de semana o ya pegados al fin de semana para ese descenso en los porcentajes?).

RELACIÓN JUSTIFICANTE/EDAD

Pues al analizar la variable de la edad, hay una franja que gana por goleada y es la que va de entre los 26 a los 40 años. El 57,4% de las personas con esta edad solicitan un justificante, o lo que es lo mismo, más de la mitad. Resulta llamativo que tan sólo 1 de las 40 personas mayores de 65 años que se registraron pidiera el justificante: parece (como es obvio) que con la jubilación, esto pasa a un segundo plano.

RELACIÓN JUSTIFICANTE/SEXO

Pues hemos llegado a la conclusión que el sexo (hombre/mujer) no tiene diferencias estadísticamente significativas, por lo que ambos se comportan de una manera muy similar. El 38,4% de los hombres lo piden por el 39,7% de las mujeres.

RELACIÓN JUSTIFICANTE/MOTIVO DE CONSULTA

Para analizar los motivos de consulta, establecidos diferentes categorías en las que los agrupamos en función de los síntomas. Realizamos las siguientes: temas administrativos, dolor, síntomas digestivos, cardiológicos, respiratorio, salud mental, urología, trauma y miscelánea, donde metimos aquellas consultas bizarras imposibles de catalogar en las anteriores categorías. Una vez realizado el análisis, llegamos a la conclusión de que los síntomas digestivos (dolor abdominal, nauseas, vómitos y/o diarreas) son los que proporcionalmente más tasas de solicitud conllevan (7 de cada 10), aunque en términos globales, las principales causas que terminan pidiendo el justificante para no ir a trabajar (28,% de los justificantes), son las consultas que tienen el dolor como protagonismo, siendo las lumbalgias el síntoma estrella. 

RELACIÓN JUSTIFICANTE/NIVEL DE TRIAJE

Si 1 es la emergencia máxima (parada) y 5 la patología banal, lo lógico sería pensar que, a mayor gravedad, la emisión de justificantes estaría más justificada y sería mayor. Pero para sorprender a la lógica, ocurre todo lo contrario. A medida que aumenta el nivel de Triaje y el motivo de consulta es más banal, el porcentaje de solicitud de justificante, aumenta. Tanto es así que el 72% de las personas que pide un justificante, pertenecen al triaje V (patología banal)

Estas son las conclusiones a las que hemos llegado tras meses obteniendo datos y cruzándolos para tener las garantías estadísticas. ¿Casualidad o causalidad? Y ojo, que no hay que demonizar a los pacientes por el mal uso que hacen de las Urgencias, pero tampoco debe existir barra libre. Es un argumento entendible la desastrosa gestión de la demanda actual por parte de las Administraciones, donde uno pide cita con su Médico de Familia y puede no ser atendido hasta dentro de 15-20 días, el precio que hay que pagar a la falta de personal y tener que dar cobertura a varios cupos además del propio. Al final, el embudo se cierra y Urgencias por desgracia se convierte en el sumidero del sistema sanitario. Pero el problema es que una coartada deja de serlo si hay reincidencia y este es el tercer estudio similar que publicamos en el que queda plasmado el mejorable uso que se hacen de los recursos sanitarios. Y es que con el estudio “El poder del Dr. Fútbol” demostramos como se desplomaban las visitas a Urgencias mientras se jugaba un partido importante y con el trabajo “La lluvia, paraguas para no acudir a la consulta” demostramos que cuando llueve, el 20,8 de las consultas programadas con el Médico de Familia no se llevaban a cabo al no ir el/la paciente a la consulta.

Dr Futbol

Espero que más allá de la curiosidad y el refrendar con datos estadísticos una percepción que muchos de nosotros teníamos, los resultados de esta trilogía de estudios inviten a la reflexión y a la concienciación de un mejor uso de los recursos. Que estamos desbordados es una realidad, que las listas de espera son faraónicas, también, que no es justo y que parece una invitación para que la Privada gane mercado, pero también es cierto que hay una demanda muy por encima de lo asumible. Si fuéramos un país serio, como ocurre por ejemplo en Suecia o Dinamarca, no haría falta que un médico hiciera de notario para redactar un informe en el que diga “el paciente refiere que ayer…”. Y es que alguien me explique la “lógica” a la que nos enfrentamos muchas veces, en la que el paciente cuenta que su jefe/a le ha dicho que tenía muy mala cara, que se fuera a casa a descansar, pero que antes se pasara por Urgencias para el papelito…O esas situaciones en las que el/la paciente va y te dice “hoy estoy mucho mejor, pero ayer me encontraba mal y no fui a trabajar, y necesito que me lo ponga en el informe”.

Si tu consulta puede esperar a que termine un partido de fútbol, quizás es que no sea una urgencia. Y si la lluvia justifica que no vayas a la cita programada con tu médico de familia, es que quizás el motivo no necesita pasar por una consulta. Entre todos la matamos y ella sola se murió.

*Estudio realizado por:

Toral Sánchez J, González Losada J, Procida Cervera G, Ortigosa Rodríguez M, Ronda Gálvez MJ, Ferreira Caro F, Cuadrado Rodríguez RC

Consulta online

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario en la web

Centro de preferencias de privacidad

Necessary

Advertising

Analytics

Other