Suscríbete a mi boletín:

Consulta online

Opiniones

Vida sana, mente sana

Categoría: Te Interesa

Escrito el día 26-julio-2018 por Juan Toral

España es un país paradójico. Somos uno de los países donde el consumo más elevado de fármacos como los antidepresivos o las benzodiacepinas, pero al mismo tiempo, somos un país que ve en los profesionales sanitarios que se encargan de nuestra salud emocional un tabú. Es hablar de un psicólogo o un psiquiatra y la gente suele rechazar esta idea, alegando aquella coletilla de “ni hablar, yo no estoy loco”.

 

Y es que efectivamente, se ha creado esa falta asociación que parece estigmatizar a la persona que tiene que ir Salud Mental. Somos una sociedad muy afín a poner etiquetas, y aquellos que tienen relación con problemas nerviosos, pueden convertirse en una losa muy difícil de sobrellevar. Quizás por esa socialización patológica de algo que debería de verse como sano, la gente le tiene más fe a tomar medicinas para buscar parches en vez de intentar adquirir herramientas para llegar a la raíz de los problemas y realizar pequeños cambios que hagan grandes resultados. Y es que estamos empeñados de buscar las mismas soluciones para los mismos problemas, y de esta manera no conseguiremos resultados diferentes.

 

Hay que desterrar la idea de tomar medicinas o ir al psicólogo para curarse ya que la verdadera cura será encontrar la esencia del problema y abordarlo de tal manera que deje de verse como un problema. En unos tiempos tan complicados y materialistas como los que nos toca vivir a lo que debemos sumar los estragos de la crisis y la superficialidad de ciertas relaciones, los problemas de la esfera psicoafectiva salen a flote como la punta de un iceberg.

 

En países como Argentina, es habitual que al igual que el Médico de Cabecera, las familias tengan su terapeuta mental de referencia. Quizás esto sea algo excesivo pero es cierto que entre todos tenemos que hacer que la gente deje de ver como algo patológico el tener que pasar por el “diván” del psiquiatra o la consulta del psicólogo. Soy un firme defensor de que con pequeños cambios se consiguen grandes resultados y que mantenerlos en el tiempo es lo que terminará solucionando los problemas. Y este concepto choca con intentar buscar el atajo con el antidepresivo o el ansiolítico de turno.

 

En la actualidad, Internet brinda la oportunidad de buscar a algún profesional de confianza. Vivimos en un mundo global en el que es posible buscar valoraciones de otras personas que ya han ido a su consulta, saber sobre qué temas está especializado el profesional para de esta manera encontrar al terapeuta que mejor se adapte a tu personalidad y a tus expectativas para buscar la relación de confianza necesaria para trabajar de manera conjunta en los problemas y llegar a las soluciones.

 

Mi consejo es que evites terapeutas de dudosa procedencia y precios bajos que se anuncian con halo de misticismo. Busca a profesionales contrastados, que sean cercanos y de confianza. Según la ciudad o el barrio donde vivas, seguramente, cerca de ti se encuentre la persona dispuesta a acompañarte en este camino que te ayudará a aprender a conocerte. Un ejemplo de esto sería el psicologo Arturo Soria.

 

Salvo la muerte, todo en esta vida tiene solución. No dejes que los problemas se enquisten hasta hacerse eternos y toma las riendas de los problemas, sean de la índole que sean: acoso escolar, habilidades sociales, inseguridades, baja autoestima, celos, problemas de sueño, problemas sexuales, ansiedad, miedo, estaos bajos de ánimo, adicciones.

 

Deja a un lado las pastillas e intenta no medicalizar la vida. Muchas veces las soluciones están delante de nosotros pero somos incapaces de verlas porque los problemas nos nublan la mirada. Yo confío en ti, hazlo tú también contigo mismo.

Consulta online

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario en la web