Suscríbete a mi boletín:

Consulta online

Opiniones

El color de los mocos

Categoría: Curiosidades

Escrito el día 08-marzo-2016 por Juan Toral

¿Alguna vez te has preguntado por qué cambia el color de los mocos? ¿Por qué a veces son trasparentes y parecen agua y en ocasiones son verdes y espesos? ¿Su forma o aspecto tiene algún significado? Sin entrar en detalles sobre la funcionalidad y la razón de ser del moco (cosa que haremos en otra entrada) hoy hablaremos sobre el color de los mocos.

Estoy seguro de que alguna vez has escuchado (y seguro que también dicho) aquello de que si el moco es verde es que está infectado. Pero más lejos de la realidad. Tan sólo tenemos que acercarnos a una guardería y ver la cantidad de niñas y niños que adornan su nariz con unas lustrosas “velas” verdes.

Los mocos son una cubierta húmeda que se encuentra en las fosas nasales con el fin de proteger al sistema respiratorio de cualquier virus o bacteria que están en el aire y pueden entrar por la nariz.

Son escasas (por no decir inexistentes) las evidencias que tratan el tema del color de los mocos. Estudios de la Fundación Americana de Asma y Alergia o la Cochrane Library no han conseguido descifrar exactamente su causa.

En su estado natural el moco es de color claro pero cuando la mucosa nasal se irrita o se inflama, los anticuerpos (que son nuestras defensas naturales) luchan contra estos agentes infecciosos. En esta “batalla” inmunológica, mueren tanto las células protectoras como los agentes infecciosos invasivos.  Nuestras “defensas” son los leucocitos que fabrican una sustancia que se conoce como mieloperoxidasa, que es una enzima rica en hierro para luchar contra los agentes externos.

Estos productos degradados (los “cadáveres” de esta batalla) hacen que los mocos tomen diferentes colores. Por lo tanto, al mezclarse el moco con estas células “muertas” del sistema respiratorio y debido a la acción del aire, se van oxidando, cambiando de esta manera de color.

Como si de un arcoíris se tratara, existe un gran abanico de colores en torno a los mocos. Las variaciones en el color del moco pueden indicar que nuestro cuerpo está sano y es capaz de  deshacerse fácilmente de una infección, o puede indicar la presencia de virus o bacterias comunes. Aunque como he citado anteriormente, son solo teorías ya que faltan estudios concluyentes, estas son algunas que explican la coloración de nuestra mucosidad.

Ø  Mocos transparentes: parecen agua. Suelen ser líquidos y no suelen estar en relación con ninguna enfermedad, sino una reacción alérgica que nuestro organismo utiliza para limpiar la nariz. Este moco en su estado normal tiene el objetivo de filtrar el aire cuando una persona respira por lo que una cierta cantidad de moco claro es necesario y no patológico.

Ø  Mocos blancos: la rumorología habla que podrían deberse a una infección menor. Son algo más viscosos que los anteriores. Suelen acompañarse de estornudos; ambos (mocos blancos y estornudos) sería la manera en que nuestro cuerpo intenta eliminar esta infección menor.

Ø  Mocos amarillos: suelen ser viscosos y se explican por los productos de desecho de nuestros leucocitos. No suelen revestir gravedad aunque hay quién indica que tenemos que estar atentos ya que pueden ser la antesala de los mocos verdes que se asocian (erróneamente) a una infección.

Ø  Mocos verdes: son viscosos pero algo más sólidos. Suelen acompañarse de dolor de cabeza y en ocasiones de fiebre. Hay quien los relaciona con infecciones bacterianas pero esto no es así. Son el producto de la lucha entre los leucocitos, la mucosa de la nariz y los agentes externos.

Ø  Mocos negros: suelen darse en fumadores y/o consumidores de drogas. Hay también quién los relaciona con una infección por hongos.

Ø  Mocos rojos: suelen deberse a que algún capilar de la nariz se rompe (normalmente al sonarnos). No suelen tener importancia ya que estas pequeñas lesiones suelen cicatrizar rápidamente. Hay que estar pendientes de la cantidad y la consistencia, porque en ocasiones pueden ser síntomas de enfermedades pulmonares como la fibrosis quística.

Ø  Mocos color café: suelen ser la respuesta en personas que fuman o han inhalado algún polvo al intentar limpiar el conducto respiratorio de productos como nicotina y alquitrán.

Para ir cerrando este pegajoso tema quiero recordar unos puntos para que queden claros:

– El color de los mocos en un resfriado no indica que haya una sobreinfección. Tendríamos que ver la existencia de otros síntomas como fiebre mantenida.

– La mejor y más natural forma de eliminar los mocos es la tos.

– Los antibióticos no modifican el curso clínico de los resfriados, y además, pueden contribuir a seleccionar cepas de gérmenes resistentes. Los resfriados suelen producirse por virus, y frente a estos, los antibióticos actúan. Suele ser una falsa creencia. Y es que a muchas personas, el hecho de dar antibióticos, les da la falsa seguridad de que así se van a curar. Yo tengo un dicho: “un resfriado sin tratamiento tarda 7 días en curarse, y con tratamiento, una semana”. Un estudio de la Universidad de Cardiff, demostró que se recetan más antibióticos cuanto más oscuro es el color de los mocos y sin embargo, no existe ninguna relación entre ambas, científicamente hablando.

De vez en cuando un simple catarro nos congestiona, no nos deja respirar y nos hace darnos cuenta de lo importante que es estar sano. Pintemos de color nuestros clínex y llenemos de luz nuestra vida

 

Si quieres saber qué son los mocos, por qué se producen y cómo tratarlos o cuales son los mejores remedios picha aquí

Consulta online

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario en la web